Archivo en 1957-1994



{{txt}}

Asume la dirección de la Biblioteca Central el abogado y bibliófilo Alamiro de Ávila Martel, quien accedió al cargo en 1957, siendo rector Juan Gómez Millas, y permaneció en él hasta 1990. 


Dos transformaciones marcaron la gestión del primero: durante la década de 1960 se implementó el espacio que actualmente ocupa el archivo, adosándose una torre de cinco pisos a un costado de la Casa Central, cuyas dependencias se fueron adecuando a las necesidades de una biblioteca universitaria con un carácter crecientemente histórico. 


En forma paralela se inició el aumento de las colecciones por medio de donaciones muy valiosas. Entre ellas destacan: