Ceremonia de Donación de la Biblioteca del historiador Hernán Ramírez Necochea



Martes, 4 de abril de 2017




El portal de noticias de la Universidad de Chile destacó la generosa donación de la familia Ramírez

Con una nota de prensa en el portal de noticias de la Universidad de Chile, se destacó la ceremonia en la que se firmó el acuerdo entre el Archivo Central Andrés Bello y la familia Ramírez Aguirre. A partir de ahora, el Archivo AB es la institución encargada de conservar y difundir este importante acervo bibliográfico. De acuerdo al inventario elaborado en 2017 por la bibliotecaria Loreto Millar y el archivero Alessandro Chiaretti, encargados del Área de Información Bibliográfica y Archivística del Archivo Central Andrés Bello, la colección se constituye de 2200 volúmenes con títulos que van desde el año 1840 hasta 1980.


Con el objeto de hacer prevalecer la voluntad de su padre, el año 2014, los dos hijos de Hernán Ramírez Necochea, Álvaro y Hernán Ramírez Aguirre decidieron donar a la Universidad de Chile la colección bibliográfica que su padre conformó a lo largo de 34 años de trabajo. La producción historiográfica de Hernán Ramírez Necochea y su colección bibliográfica, se vincula inexorablemente con su ideario político y social marxista.  


En conformidad con su vida, la biblioteca que se dona hoy a la Universidad de Chile, refleja los tránsitos y recorridos intelectuales del historiador. La colección es el resultado de una vida de estudios que comienzan en el Instituto Pedagógico a finales de la década de 1930 y termina en 1973 cuando el profesor debe exiliarse en Europa debido al golpe de estado.


Esta donación es importante, pues hablamos de libros y objetos que marcan el trazo de quien fuera Hernán Ramírez Necochea. Nos referimos al legado fruto de una vida académica, es decir, un proyecto de vida sustantivo que el intelectual realiza crítica y constantemente en la amplitud de las tareas universitarias.


En el centenario de Hernán Ramírez Necochea, comprendemos la donación como un gesto político de gran relevancia, una acción que subraya el carácter público y excelente de la Universidad de Chile. Es además la primera gran donación recibida por la rectoría y efectuada en democracia.  Es un gesto que, tras la dictadura militar, viene a recuperar la memoria y a reconstruir el cuerpo fragmentado de la Universidad de Chile.


¡Estamos felices de recibir este importante legado!


Revisa la noticia en el siguiente link



<< volver