Visita al Archivo de Mujeres y Género del Archivo Nacional



Viernes, 25 de enero de 2019




La visita se enmarcó en la preparación de la nueva exposición de Sala Museo Gabriela Mistral

El Archivo Central Andrés Bello ha estado trabajando en la elaboración de una nueva exposición para la Sala Museo Gabriela Mistral. La próxima exhibición quiere invitar a reflexionar en torno a la experiencia de las mujeres en nuestra historia y nuestra cultura, a propósito de la conmemoración de los 70 años del voto femenino en Chile, hito relevante para las demandas feministas del siglo pasado. 


Durante este año abriremos una exposición que responde a los imperativos de justicia que imponen las movilizaciones feministas de los últimos años. La hemos titulado Mujeres Públicas para tensionar la significación negativa que adquiere este enunciado cuando así se nombra a las mujeres y que en contraposición alude al hombre de la política cuando se dice "hombre público". Queremos recoger esta historia y para ello nos hemos reunido a conversar con distintas mujeres que han cooperado con saberes provenientes del mundo académico, cultural y activista. La semana pasada visitamos el Archivo de Mujeres y Género del Archivo Nacional, gracias a la invitación que nos extendió su encargada, la historiadora y archivera María Eugenia Mena. Nos acompañaron Natalia Isla del Museo Histórico Nacional, Viviana Sobrero de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos, Daniela Pino y Maniela Pertier de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y Alejandra Farías, ex miembra de la Casa de la Mujer La Morada y quienes ya habían participado de conversaciones en torno a este proyecto.


El Archivo de mujeres y género surgió a partir de una interpelación que, desde el mundo académico, se hizo a los espacios culturales del país y a sus formas de representación de las mujeres. Durante el año 2011 el Archivo Nacional Histórico asumió este desafío bajo la dirección de Emma de Ramón y se formuló la construcción de un espacio para el resguardo de su memoria y que es una experiencia pionera en Latinoamérica, en términos de conservación documental de los movimientos feministas y de mujeres. Ese mismo año fue la donación que realizó ISIS, organización internacional que conservaba el centro de documentación más grande e importante sobre el feminismo en Latinoamérica, y también la donación de la organización feminista La Morada, con la que se inició un trabajo que hoy cuenta con la documentación de la Casa de la Mujer Salón de las Preciosas, la donación de la documentación de Las Yeguas del Apocalípsis y miles de donaciones personales.


Entre los materiales que nos mostró María Eugenia fue muy importante el reconocimiento que hicimos del Fondo de La Morada. Se trata de un conjunto que reúne toda la documentación producida por esta organización en sus años de funcionamiento. La presencia de Alejandra Farías en la reunión fue clave, pues permitió entender, desde su testimonio, los significados y las implicancias de muchos de los objetos y papeles que hoy son custodiados por el Archivo. Entre las cosas que más nos conmovieron se cuenta el registro en casete de los programas de la Radio Tierra, iniciativa dirigida y ejecutada completamente por mujeres feministas cuyo fin era entregar contenidos diversos que beneficiaran la calidad de vida de las mujeres de Chile, así como de muchos materiales de difusión creados artesanalmente por ellas mismas, como los fanzines que se fotocopiaban y se pasaban mano a mano o las chapitas que equivalían a medallas para quienes las recibían en los talleres que eran facilitados por la organización.


Para Alejandra Farías la donación de este material al Archivo Nacional fue un acto de lucidez, que permite poner a disposición pública un material que enriquece la historia de los movimientos feministas en Chile y que da continuidad al trabajo de muchas mujeres quienes, desde Elena Caffarena, pasando por Julieta Kirkwood u Olga Poblete y llegando a las dirigentes más recientes de las movilizaciones estudiantiles feministas de 2018, han reflexionado sobre la experiencia de las mujeres en la sociedad y se han organizado para cambiarlo. 


A través de cartas, panfletos, delantales de costura y costureros, invocamos a todas las que pública y anónimamente lucharon en el pasado por mejorar las condiciones de vida de todas nosotras. La exposición Mujeres Públicas intentará ser un aporte a ese camino trazado por ellas. Estaremos informando los avances en su elaboración y quedan todas, todos y todes desde ya muy invitados.


Puede revisar fotografías de la visita en la Fan Page de Sala Museo Gabriela Mistral, aquí.




<< volver