Courret Hermanos Fotógrafos, Retrato fotográfico de Mariana Prévost, Courret Hermanos Fotógrafos, Lima, c. 1880-1890.

Archivo Fotográfico.

Archivo Central Andrés Bello.



Mariana Prévost (Lima, 1852 – Canadá, 1920) fue la protagonista infausta de una trama que se desató en la ciudad de Santiago el 22 de octubre de 1896. Esa noche, Luis Matta Pérez, un abogado exitoso y asiduo de los círculos sociales de la elite, asesinó a su amante, Sara Bell, presionado por Prévost, con quien mantenía una relación sentimental prolongada.


Ese feminicidio alcanzó ribetes de escándalo, tanto por la pertenencia social de los involucrados, como por las conexiones políticas que tenía el homicida y su presunta instigadora, en el contexto de los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil de 1891.


La notoriedad del hecho también se produjo por las transformaciones del espacio público santiaguino, en el cual comenzaban a participar actores posicionados desde trincheras ideológicas y discursivas contrapuestas socialmente, además de utilizar recursos textuales y gráficos novedosos. Los hechos que rodearon la muerte de Sara Bell, en efecto, fueron relatados y comentados por la prensa noticiosa y la prensa satírica, se publicaron novelas y obras de teatro alusivas, así como pliegos de poesía de la Lira Popular.


En todos ellos se observa un conjunto de representaciones sobre las relaciones de género, las cuales se movilizaron cuando ella fue sindicada como la causante del crimen cometido por Matta Pérez. Mientras la víctima fue descrita como una mujer joven, bella e indefensa, Prévost era mayor y contaba con muchos recursos económicos. Era también muy bella para los cánones de la época, según varios testimonios, y había cobrado notoriedad pública poco tiempo antes, a raíz del proceso legal que entabló contra su marido para separarse de él.


Mariana Prévost era peruana y había nacido en una familia de la elite limeña. Se comprometió con Joaquín Godoy (1837-1901), diplomático y político chileno de vasta trayectoria, ministro plenipotenciario de Chile en Perú, con quien se casaría y terminaría residiendo en Santiago. Sin embargo, Godoy era violento y maltrataba a Mariana, quien logró iniciar una causa ante la justicia eclesiástica para obtener el divorcio perpetuo.


Es difícil saber con certeza cómo llegó el retrato de Mariana Prévost hasta el álbum hoy conservado en el Archivo Central Andrés Bello. Quizás los factores recién aludidos, fama y belleza, contribuyeron a una celebridad momentánea de su figura. El intercambio de fotografías en formato carte de visite era extendido entre las clases medias y altas de todos los países latinoamericanos de la segunda mitad del siglo XIX, adoptando una moda iniciada en Francia en la década de 1850. 


Siendo Lima una ciudad activa y de economía pujante, en 1862 se instaló en esa ciudad un estudio a cargo de Eugène Manoury, agente autorizado de Nadar, el más célebre fotógrafo parisino especialista en este formato de imágenes, que permitía elaborar un retrato halagador de sus clientes para reproducirlo en varias copias. Al poco tiempo los hermanos Eugène y Aquiles Courret ingresaron como operarios a ese establecimiento, del cual se independizaron en 1863, creando su propio estudio, que llegaría a ser el más concurrido de la capital peruana y que se mantuvo activo –con otros dueños- hasta 1935.


Esta carte de visite de Mariana Prévost terminó incorporada a un álbum junto con las efigies de otros hombres y mujeres, tanto célebres como anónimos, acorde con las prácticas de colección e intercambio de imágenes que propició esta técnica fotográfica.


Por las razones antedichas y tratándose de una pieza delicada, capaz de condensar en un objeto pequeño distintas coordenadas de la vida cultural de fines del siglo XIX, conceptuamos esta albúmina como una curiosidad dentro de las colecciones del Archivo Central Andrés Bello.


Bibliografía


Daniel Castro Hurtado, El asesinato de Sara Bell, Imprenta de ‘La Lei’, Santiago, 1897.


Héctor Serrano Barquín, Miradas fotográficas en el México decimonónico. Las simbolizaciones de género, Instituto Mexiquense de Cultura, Toluca, 2008.


Herman Schwarz, “Fotógrafos franceses en el Perú del siglo XIX”, Bulletin de l’Institut francais d’etudes andines, Lima, 36(1) 2007, pp. 39-49.


Luis Orrego Luco, Memorias del tiempo viejo, Eds. de la Universidad de Chile, Santiago, 1984.


María Paz Fernández, Amor a palos. La violencia en la pareja en Santiago (1900-1920), Lom ediciones, Santiago, 2011.


Oscar Hall-Port [seud. de Carlos Segundo Lathrop], Sara Bell, o una víctima de la aristocracia: novela histórica nacional, Centro Editorial, Santiago, 1897.



Créditos generales: Tomás Cornejo.

Fotografía: Camila Torrealba.

Santiago de Chile, 31 de enero de 2019.

Anterior         Siguiente


FICHA DE CONSERVACIÓN