Archivo desde 2007



{{txt}}

Entre los años 2007 y 2010, el Archivo Central Andrés Bello puso en vigencia un nuevo plan de desarrollo cuyo objetivo fue profesionalizar la gestión desde lógicas contemporáneas de archivos, bibliotecas y museos. Su misión y visión se enriqueció al hacer de la democratización del patrimonio su eje central, abriéndose una nueva etapa en el año 2010 cuando AB pasa a ser parte de la nueva Vicerrectoría de Extensión y desde el año 2013 de la nueva Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones. También desde 2013, AB tiene a su cargo la gestión de la nueva Sala Museo Gabriela Mistral en la Casa Central de la Universidad de Chile.


En 2007 asumió la dirección del Archivo Central Andrés Bello la antropóloga Sonia Montecino, en el marco de una política institucional respecto al aporte de las mujeres en cargos directivos durante la administración del rector Víctor Pérez. Montecino inauguró una nueva etapa de la historia del archivo, marcada por la apertura del mismo hacia la comunidad académica y una lectura renovada sobre el patrimonio nacional, concebido como entidad del pasado que vuelve a cobrar vida con las miradas del presente. En consecuencia con ello se inició un proceso de puesta en valor de nuestros acervos, organizándolos en colecciones, y cuyo diagnóstico e investigación permitió la declaratoria de tres de éstas como monumento histórico nacional el año 2009


Este proceso fue liderado por la historiadora Alejandra Araya Espinoza -quien sucedería como directora a Montecino en 2010-, llevando a una redefinición de las colecciones y a concebir la triple identidad del Archivo Central Andrés Bello: primero, como lugar donde se conservan objetos de gran valor e interés cultural, es decir, museo (tal es el caso de la Colección Neruda y la Sala Museo Gabriela Mistral); segundo, biblioteca o espacio donde se guardan ordenadamente libros (es el caso de la serie de colecciones bibliográficas destacadas como la Americana); y, tercero, archivo, o sea, edificio donde se conservan documentos manuscritos o impresos generados por instituciones o personas en el ejercicio de sus funciones o actividades (tal es el caso de la Colección Manuscritos, acervo que recupera además el vínculo de la universidad con Andrés Bello, su primer rector).


Desde el 2010 a la fecha se consolidó el plan de trabajo para la puesta en valor de colecciones, inventario, difusión y acceso, por medio de publicaciones y contenidos en línea. La incorporación de AB a la nueva Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones ha permitido consolidar la apertura a la comunidad de los tesoros patrimoniales que AB resguarda, e implementar un área de educación y difusión consistente con la nueva política de extensión liderada por la actual Vicerrectora, profesora Faride Zeran.