Proyecto de Constitución del Estado de Chile 1826.

Colección Domingo Edwards.

Archivo Central Andrés Bello.


Impreso de grandes dimensiones, similar a un periódico, el cual al doblarse por la mitad en sentido vertical forma cuatro planas impresas. Pertenece a la rica colección donada por los herederos del bibliófilo Domingo Edwards Matte (1891-1962) en 1962 a la Biblioteca Central de la Universidad de Chile, hoy Archivo Central Andrés Bello. Dicho acervo, constituido por varias secciones, incluye piezas de inmenso valor entre las que sobresale una colección importante de textos que dan cuenta de los inicios de la imprenta en Chile (finales del siglo XVIII- principios del XIX).


La disposición de los elementos gráficos del documento, más que a un periódico, lo asemeja a un afiche o un bando para ser adosado en una pared: un título en caracteres grandes centrado y una greca por todo el contorno de la superficie impresa. El cuerpo del texto, sin embargo, es muy pequeño, por lo cual supone una actividad lectora donde el receptor debe estar muy próximo.


Este impreso combina una voluntad por difundir los contenidos de una propuesta de nueva carta fundamental (conserva la fecha de publicación original del Proyecto, datado en Santiago, 01 de diciembre de 1826, aunque señala expresamente haber sido reimpreso en Valparaíso), junto con la economía de medios del arte tipográfico de las primeras décadas republicanas. El documento logra incorporar una cantidad grande de texto en un espacio acotado, utilizando un formato que emula al periódico y que es indicativo asimismo de estar concebido para transportarse y circular con facilidad.


La necesidad de una nueva Constitución que reemplazara la de 1823 se hizo sentir al poco tiempo de que ésta entrara en vigencia. Diversos actores políticos del momento, en particular las provincias o “pueblos” se movilizaron en contra de los mecanismos poco acordes a los principios republicanos que habían primado para aprobar dicho texto. Tal proceso fue visto como una imposición de la elite santiaguina atrincherada en el Senado, y un revés para los partícipes del liberalismo en todo el país.


Ramón Freire, como Director Supremo, convocó a un Congreso Constituyente que debería funcionar en Rancagua, para sustraerse a las presiones de los grupos políticos de la capital. Sin embargo, se modificó tal decisión y los diputados comenzaron a sesionar en Santiago, el 1° de julio de 1826. Independiente de ello, una mayoría de representantes se inclinaba por el federalismo, en respuesta tanto a los intereses de las respectivas localidades y asambleas provinciales que los habían mandatado, como por adscribir conceptualmente a dicho sistema de gobierno. 


El proyecto señala en el Capítulo 3°, “De la forma de Gobierno, y division de poderes”, Art. 10: “La Nacion Chilena, constituye su gobierno, por la forma republicana representativa federal”. Se preveía una organización administrativa del territorio en ocho provincias y, por otro lado, se eliminaban los requisitos de propiedad para ser ciudadano. Se aprobó en forma paralela una serie de disposiciones legales complementarias, pero terminó primando el peso del ordenamiento centralista y aquellas nunca entraron en vigencia, al igual que el proyecto, que no fructificó como constitución. Consideramos, por tanto, esta pieza como una curiosidad, dadas las características materiales anotadas y sus particularidades gráficas, que la emparentan con otros documentos del conjunto al cual pertenece, como bandos y proclamas, pero que la diferencian por su contenido, de carácter constitucional.


Bibliografía


Hernán Delgado, “¿Federalismo en Chile? Algunos esbozos acerca de su debate legislativo y su promotor en el siglo XIX”, Revista Austral de Ciencias Sociales 27(2014), pp. 103-135.


Gabriel Salazar, Construcción de Estado en Chile (1800-1837). Democracia de los ‘pueblos’. Militarismo ciudadano. Golpismo oligárquico. 4ª edición. Editorial Sudamericana, Santiago, 2015.


Créditos y edición: Tomás Cornejo.

Fotografía: Camila Torrealba P.

Santiago, 2 de enero de 2018.

Anterior      Siguiente


FICHA DE CONSERVACIÓN