Constitución de la República de Chile jurada y promulgada el 25 de mayo de 1833.

Colección Domingo Edwards

Archivo Central Andrés Bello 


Edición en octavo del texto constitucional de 1833 recientemente aprobado. Pertenece a la rica colección donada por los herederos del bibliófilo Domingo Edwards Matte (1891-1962) en 1962 a la Biblioteca Central de la Universidad de Chile, hoy Archivo Central Andrés Bello. Dicho acervo, constituido por varias secciones, incluye piezas de inmenso valor entre las que sobresale una colección importante de textos que dan cuenta de los inicios de la imprenta en Chile (finales del siglo XVIII- principios del XIX).


Este texto constitucional fue aprobado por el Congreso, luego del trabajo realizado por una Gran Convención de 36 miembros. Al igual que sucediera con la Constitución de 1828, se publicaron cuando menos tres ediciones de la carta de 1833 el mismo año de su promulgación, con similar voluntad de publicidad política de las nuevas autoridades instaladas después de la guerra civil.  


En la Colección Domingo Edwards Matte se conservan dichas tres ediciones, elaboradas por la Imprenta de La Opinión. Dicho establecimiento perteneció a Ramón Rengifo y fue la continuación de la imprenta homónima que funcionaba en Santiago desde 1826. Ramón Rengifo (1795-1861), periodista, editor y político, era cercano a las posiciones conservadoras y, en la coyuntura de 1829, franco partidario de los estanqueros. De la imprenta de su propiedad salieron innumerables libros, folletos, opúsculos, panfletos y proclamas de diversas posturas políticas, no siempre coincidentes con las de Rengifo. 


Este ejemplar corresponde a la primera edición de la Constitución de 1833, previa a la incorporación de una serie de erratas. Incluye en la última página una “Advertencia”: “Por la prisa con que se sacó la copia que se remitió a la imprenta, no se notaron los errores que se advirtieron despues, confrontado un impreso con la Constitucion original; y para que se pueda hacer uso de esta primera edición ha parecido conveniente anticipar las siguientes Correcciones […]”. (p. 48)


Se ha resaltado que la Constitución de 1833 fue la base de un orden político autoritario y donde el poder se centralizó en el Ejecutivo. Como mecanismo para una eventual reforma del texto legal, el mismo establecía que era atribución exclusiva del Congreso, debiendo aprobarse primero la moción por mayoría de tres cuartos en ambas cámaras, y aguardar a la siguiente legislatura para proseguir el trámite.


Por sus características formales y su materialidad, consideramos esta pieza representativa de la colección a la cual pertenece. Resulta, en efecto, de gran utilidad para constatar el desarrollo de la imprenta y las artes gráficas en Chile durante el temprano siglo XIX.


Bibliografía


Sofía Correa, “Los procesos constituyentes en la historia de Chile: lecciones para el presente”, Estudios Públicos, 137 (2015), pp. 43-85.


Raúl Silva Castro, “Ramón Rengifo (1795-1861)”, Anales de la Universidad de Chile, año CVX, n° 105 (1957), pp. 207-245.


Crédito y edición: Tomás Cornejo.

Fotografía: Camila Torrealba P.

Santiago, 3 de enero de 2018.

Anterior           Siguiente


FICHA DE CONSERVACIÓN