Dirección General Jurídica Universidad de Chile, Sumario administrativo 24035/83.

Santiago de Chile, 1983.

Colección Archivo Histórico Universidad de Chile, Sección Sumarios administrativos.

Archivo Central Andrés Bello.


El Sumario administrativo 24035/83 es un documento emanado desde la Dirección General Jurídica de la Universidad de Chile el 11 de julio de 1983, en el que se recoge una investigación sumaria realizada en el Departamento de Ciencias y Técnicas de la comunicación de la misma casa de estudios, a propósito de la denuncia de una estudiante que encontró un paquete con ¨miguelitos¨ escondido en una sala. El expediente se compone de distintos documentos, entre los que se cuentan los nombramientos del investigador y el actuario de la pesquisa, las declaraciones de quienes fueron llamados a dar testimonio, los peritajes e informes técnicos realizados a las piezas materiales y su resolución.  


En 2016 la Dirección General Jurídica entregó al Archivo Central Andrés Bello un importante acervo de más de 1400 sumarios realizados por diversas causas entre 1974 y 1985, que involucraban a estudiantes, funcionarios y académicos, para ser resguardados, conservados y difundidos con el propósito de transparentar parte de la historia de la Universidad de Chile durante la dictadura cívico-militar, proceso impulsado de la Vicerrectoría de Extensión en el año 2013, a cuarenta años del Golpe del 11 de septiembre de 1973. Dentro de ese conjunto destaca este caso, pues además de las piezas documentales que componen toda investigación sumaria, se conservó dentro de la carpeta de investigación cerca de 100 piezas metálicas identificadas inicialmente como ¨miguelitos¨ (clavos doblados o púas utilizadas para pinchar los neumáticos de vehículos motorizados) y un panfleto del ¨Movimiento Libertario Domingo Gómez Rojas¨. 


En el año 1983 en Chile se comenzaban a realizar las jornadas de protesta contra la dictadura de Augusto Pinochet. Al igual que muchas otras instituciones de educación superior, la Universidad de Chile estaba intervenida bajo la dirección de autoridades designadas por el régimen y la vigilancia penetraba tanto sus rutinas cotidianas como la experiencia personal de quienes ahí se desenvolvían. En el caso de este sumario, la indagación comenzó debido a la denuncia realizada por la estudiante Grace Gibson Zugarramurdi, quien declaró que preocupada por las consecuencias negativas que podría tener sobre la ¨imagen del departamento¨ la ocurrencia de situaciones ¨bastante irregulares¨ y movida por el interés de defenderlo ¨de cualquier acto de vandalismo¨, decidió informar a las autoridades que un compañero de clases, a quien no quiso identificar inicialmente, había encontrado un paquete con contenido sospechoso. 


Ante su denuncia se encargó al profesor Sergio Contardo Egaña la investigación de los hechos y la identificación de los responsables. En consecuencia, el señor Contardo tomó la declaración a la alumna denunciante y posteriormente le pidió testimonio al Encargado de auxiliares del departamento, quien tras una revisión del edificio encontró un segundo paquete de piezas metálicas envueltas en un panfleto que llamaba a los estudiantes a luchar contra la dictadura. Tras estas diligencias cerró el sumario afirmando que no había sido posible determinar responsabilidades en los hechos, remitiendo el informe al Fiscal General de la Universidad. En dicha instancia administrativa se ordenó reabrir la investigación, indicándole al profesor Contardo que debía efectuar una denuncia a la justicia ordinaria pues estos actos revestían carácter delictual.


El profesor Contardo obedeció a estas indicaciones, pero además envió los paquetes al Director del Departamento, para que en su calidad de ingeniero civil informara sobre los artefactos encontrados.

Tras la ejecución de las diligencias solicitadas, el profesor Contardo nuevamente cerró la investigación sumaria alegando falta de pruebas y sosteniendo que no era necesario informar a la justicia ordinaria dado que, al no tratarse de miguelitos, los objetos denunciados no podían ser considerados armas que imprimieran un carácter delictual a la situación. 


Hemos calificado este documento bajo la categoría de Tesoro, pues es un material que permite reconocer la intervención que existió en los espacios educativos durante el régimen dictatorial de Pinochet, mirar las purgas cotidianas en las relaciones personales de estudiantes, funcionarios y académicos, así como las formas de vigilancia que operaron a todo nivel. También permite valorar los sumarios administrativos como documentos sociales que abren caminos al estudio de la historia institucional y política de Chile y entenderlos como materiales relevantes para la reconfiguración de la memoria dentro de la Universidad. Pero su mayor valor recae tal vez en la posibilidad que nos entrega de reconocer las formas de resistencia que se pusieron en juego para hacer frente a dicha intervención, destacar las estrategias que se usaron para evitar una mayor intromisión de los militares en los asuntos de la Universidad, las formas silenciosas de protección a los estudiantes que fueron ejercidas por algunos académicos(as) y las prácticas de lucha de las y los estudiantes organizados. 


Bibliografía


Anales de la Universidad de Chile: Las huellas de un acecho: ensayos, reflexiones, relatos y documentos sobre la intervención militar en la Universidad de Chile, Ediciones Tinta Azul, Santiago, 2013.


James C. Scott, Los dominados y el arte de la resistencia. Discursos ocultos, Ediciones Era, México D.F., 2000.


Sergio Contardo, ¨Reflexiones sobre los derechos humanos¨, Revista Chilena de Derecho, Santiago, vol. 5, 1978. 


Ximena Póo (Ed.), La dictadura de los sumarios (1974-1985) Universidad de Chile intervenida, Editorial Universitaria, Santiago, 2016.



Acceso al inventario en Biblioteca Digital


Créditos generales: Camila Plaza Salgado.

Edición: Tomás Cornejo.

Fotografía: Camila Torrealba.

Santiago de Chile, 31 de enero de 2019.


Anterior         Siguiente


FICHA DE CONSERVACIÓN