Cierre del proyecto ¨Rastros Lectores¨ del Archivo Central Andrés Bello



Lunes, 13 de enero de 2020




Durante tres años se desarrolló esta iniciativa de investigación

El proyecto de investigación ¨Rastros Lectores¨, línea propuesta desde el Área de Investigación Patrimonial del Archivo Central Andrés Bello, fue una iniciativa que reflexionó críticamente sobre los usos y sentidos de los libros a partir de la examinación de lo impreso en búsqueda de vestigios de experiencias lectoras pasadas. Desde ese universo de marcas dejadas en los libros por sus múltiples usuarios, el proyecto planteó interpretaciones sobre los sentidos que han tenido para quienes los han considerado y apreciado. En relación con estas ideas, durante tres años se desarrollaron actividades y se participó en distintas instancias académicas y de extensión orientadas a la instalación de esta línea de investigación y valoración del patrimonio bibliográfico de la Universidad de Chile.


Este proyecto esculpió las siluetas desconocidas, las sensibilidades y las experiencias banales y cotidianas de quienes existieron sin necesariamente trascender en la vida política de una institución como la Universidad de Chile. A través de la revisión, primero de la Colección General del Archivo Central Andrés Bello y luego centrando la atención en la Colección Universidad de Chile, se propuso un alejamiento del relato cronológico de la historia e instalar una consideración sobre la complejidad del libro desafiando la linealidad ficcional del tiempo. Como interpretación se planteó que los rastros lectores darían cuenta de las funciones que los usuarios de esta biblioteca dieron a los libros, en el entendido que el libro es un objeto complejo cuyos sentidos se encuentran en la reunión de éste con el eventual usuario.


En septiembre de 2017 los investigadores Tomás Cornejo y Ariadna Biotti, dieron una entrevista a la plataforma comunicacional ¨El Mostrador¨ en donde presentaron los lineamientos que dibujaban este proyecto, calificado por el medio comunicacional como un área poco explorada en la Historia del Libro y la Lectura en nuestro país (Revise la nota aquí). El trabajo de indagación del Fondo General del AB fue realizado en conjunto con les pasantes del Área de Investigación Patrimonial. Un grupo de estudiantes desarrolló un trabajo de indagación desde los lineamientos planteados por el área, que comprenden la investigación como una labor creativa que permite reflexionar sobre el devenir cultural de la sociedad en forma crítica y en particular como anclaje en la generación de contenidos y proyectos que permitan documentar las colecciones de AB con miras a su puesta en valor. Ese trabajo se tradujo en la realización de fichas de identificación de los materiales estudiados, donde reconstruyeron la historia detrás de las marcas e indicios de lectura y usos que fueron hallando en libros que datan de 1830 en adelante (Puede revisar la nota sobre el cierre de ese proceso de pasantías de la UdeChile aquí y la nota web preparada por AB acá). 


Durante 2018 se incorporó la participación de Camila Plaza al equipo de investigación y se definió continuar la indagación de manera específica sobre la colección Universidad de Chile, en miras a perfilar una propuesta de interpretación acotada y densa respecto del patrimonio bibliográfico resguardado en el Archivo Bello. Esa colección y el espacio patrimonial en el que se encuentra albergado, la Sala Universidad de Chile, fueron consideradas como un lugar relevante para pensar la función de los libros en el seno de la Casa de Bello. Desde sus inicios la colección fue imaginada como la representación más acabada de la producción intelectual de los miembros de la corporación de la Universidad y por ello se visualizó como un espacio idóneo para pensar la Universidad y proponer argumentos contemporáneos que permitan entender por qué estos libros han sido declarados como patrimonio. 


Ese año, para conmemorar el Día Internacional del Libro y promover esta propuesta de investigación, se organizó el encuentro internacional titulado ¨Rastros Lectores. Seminario interdisciplinario sobre el libro en América Latina¨ y que se realizó los días 23, 24 y 25 de abril en la Casa Central de la Universidad de Chile. En dicha instancia se reunieron académicos y académicas de diversos países, quienes expusieron y debatieron en torno a las diversas dimensiones y desafíos que nos plantea pensar el libro y su historia en el contexto latinoamericano (revisa la convocatoria que se hizo aquí). Durante esos días contamos con las conferencias de destacados investigadores que forman parte de la Red Latinoamericana de Cultura Gráfica : Mariana Garone, académica de la UNAM y Coordinadora de la Red, Pura Fernández, profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas- Spanish National Research Council Centro de Ciencias Humanas y Sociales de España, José Luis de Diego de la Universidad Nacional de La Plata e Investigador del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales, Bruno Martins, profesor adjunto del Departamento de Comunicação Social de la Universidade Federal de Minas Gerais, la profesora Kenya Bello de la Universidad Autónoma de México, y Ana Utsch, académica e investigadora de la Universidad Federal de Minas Gerais (Revise las noticias preparadas por prensa de la UdeChile aquí y acá. También la nota de nuestra web aquí). 


Continuando con la construcción de redes internacionales a partir de este proyecto de investigación, en agosto de ese año la historiadora Ariadna Biotti viajó a la ciudad de Bogotá al Encuentro Latinoamericano del Libro, la Edición y la Lectura organizado por el Instituto Caro y Cuervo y la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Ahí presentó la ponencia ¨Rastros lectores: una interpretación a la historia del libro desde las colecciones del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile ¨, posicionando internacionalmente la propuesta de trabajo sobre el patrimonio que ha desarrollado AB y las preguntas que en ese contexto surgieron sobre los libros acá resguardados y las prácticas asociadas a ellos (Revise la nota acá)


Estas instancias propician el dialogo con otras experiencias latinoamericanas relacionadas con este ámbito de estudio. Para el trabajo académico en humanidades es importante encontrarse con aquellos temas que son comunes y confirmar que las reflexiones que acá se hacen tienen perspectivas mayores y desarrollos propios en distintos lugares . En ese sentido, el diálogo con proyectos similares desarrollados en Chile también fue muy importante para el enriquecimiento de la investigación de AB. El viernes 3 de mayo de 2019 las investigadoras se reunieron en la Casa Central de la Universidad de Chile con iniciativas similares desarrollados en otros espacios de resguardo de patrimonio bibliográfico de la Región Metropolitana. El conversatorio titulado ¨Estudios del patrimonio bibliográfico: nuevos conceptos y perspectivas¨ reunió a las investigadoras de ¨Rastros Lectores¨ con el proyecto Fondart a cargo del historiador Francisco Burdiles, denominado ¨Inscribir, atesorar, recordar. Huellas de manipulación en libros de pequeño formato¨, el que indagó en las marcas de libros pequeñitos pertenecientes al Fondo Medina de la Biblioteca Nacional de Chile y con las artistas visuales Natalia Ortíz y Victoria Martínez quienes crearon la exposición titulada, ¨Vea lo que hay en este libro¨ que exhibió marcas lectoras en los libros de la Biblioteca Patrimonial de la Recoleta Domínica. 


El propósito del Área de Investigación Patrimonial es dar contenido a las colecciones del Archivo Central Andrés Bello por medio de investigaciones históricas que permitan indagar en las formas de su valoración patrimonial. En ese horizonte y siguiendo las exigencias del trabajo académico, Camila Plaza y Ariadna Biotti publicaron un artículo en la Revista Telar del Instituto Interdisciplinario de Estudios Latinoaméricanos IIELA de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán en Argentina. En dicho estudio abordaron la creciente preocupación del ámbito patrimonial por valorar los vestigios lectores del patrimonio bibliográfico y dieron a conocer los resultados de la investigación realizada en la Sala Universidad de Chile, dando cuenta de los hallazgos encontrados y, a partir de ellos, la propuesta de una tipología de sentidos (Puede acceder al artículo aquí). 


Gracias a la generación de redes que se han tejido en torno a esta iniciativa, ambas investigadoras fueron invitadas a participar como expositoras del VII Encuentro Internacional de Bibliología ¨Las bibliotecas personales: estudios multi e interdisciplinarios sobre coleccionismo, lectura, bibliología, escritura y edición de libros¨ que se realizó en la Biblioteca Nacional de México en el mes de septiembre de 2019. Lamentablemente no consiguieron los fondos concursables para asistir a dicha instancia, pero su ponencia ¨Ordenar los libros para crear. Alamiro de Ávila, la Colección Universidad de Chile y sus Rastros lectores¨ fue leída por la académica y organizadora del encuentro Marina Garone a quien reiteramos nuestros agradecimientos. Prontamente se publicará un libro con artículos creados a partir de las ponencias presentadas en esa instancia y el texto de las investigadoras forma parte de esa selección. Estaremos pendientes para compartir con ustedes el resultado de esa iniciativa editorial. 


Rastros Lectores ha sido un proyecto que hoy tiene continuidad nacional e internacionalmente. Fuera de Chile la iniciativa sigue en proceso gracias al trabajo de la Red Latinoamericana de Cultura Gráfica, cuyos miembros están organizando la segunda versión del Seminario a realizarse en el mes de julio de 2020 en la Biblioteca Nacional de Uruguay (Revise la convocatoria aquí). Para el Área de Investigación Patrimonial de AB es un orgullo constatar que una iniciativa planteada desde el Archivo de la Universidad tiene continuidad y hace sentido en otros territorios. En cuanto a nuestros procesos internos, todas las áreas que conforman el equipo del Archivo Bello han introducido el concepto en sus labores, ya sea desde la conservación y la catalogación, el concepto de ¨rastro lector¨ forma parte integral de las labores de puesta en valor, como una dimensión relevante al momento de pensar en cómo describir, ordenar y conservar el patrimonio bibliográfico de la Universidad. 


De este modo, el Área de Investigación Patrimonial de la Universidad de Chile da por finalizado este proceso. Felicitamos a todas las personas que participaron y se involucraron en el desarrollo de esta iniciativa de investigación y esperamos que se siga indagando en líneas que acercan la Historia del Libro y la Lectura con los estudios sobre Patrimonio Bibliográfico en nuestro país. Es urgente que las políticas culturales y patrimoniales que se están pensando en Chile incorporen y den un lugar a la indagación en humanidades y a la investigación interdisciplinaria, en tanto aspectos urgentes para desarrollar un trabajo profesional que permita argumentar y pensar qué decimos cuando decimos patrimonio. 


Revise las fotografías que la Unidad Gráfica y Digital de AB hizo de los ¨rastros lectores¨ de nuestro patrimonio bibliográfico aquí .




<< volver